viernes, 27 de marzo de 2009

Desearía que estuvieras aquí.



Acostada en mi cama escuchaba wish you were here, y disfrutaba de cada nota de la música que salía de aquel aparatito que la emitía. De pronto, el suelo empezó a vibrar y el volumen de la música subió. Ya no escuchaba nada más que la música y las vibraciones, era como si el mundo exterior no existiese. Y el suelo seguía vibrando, y a medida que vibraba más, el volumen se hacía más alto. Quise levantarme pero no pude, las sábanas de mi cama se estiraban y me apretaban. Quedé atrapada entre mis mantas. El suelo seguía vibrando cada vez más y el volumen de la música subía. No paraba. Volví a intentar salir, y esta vez mi escapada fue exitosa: las sábanas aflojaron y cayeron al suelo haciendo un terrible ruido. Habían quedado duras como la piedra. Me levanté, aturdida por el volumen de la música y asustada por las vibraciones que iban llenando mi cuarto. Di vueltas por toda la habitación. Grité. Y las vibraciones no paraban... Y la música seguía subiendo...

So, so you think you can tell
Heaven from Hell, blue skies from pain.
Can you tell a green field from a cold steel rail?
A smile from a veil? Do you think you can tell?
And did they get you trade your heroes for ghosts?
Hot ashes for trees? Hot air for a cool breeze? Cold comfort for change?
And did you exchange a walk on part in the war for a lead role in a cage?


Volví a gritar, pero nadie me escuchaba. De mi boca no salía sonido ninguno. Bajé la mirada y vi unas grietas en el suelo. Mi corazón palpitaba rápido, muy rápido. El miedo que me poseía estaba cubriendo mi cuerpo, y temblaba más que nunca. Entonces, de pronto, las vibraciones pararon, la música estaba con el volumen con el que había empezado a sonar, y mi voz ya producía sonidos; pero las grietas no desaparecieron, y el miedo tampoco. Mi corazón palpitaba a un ritmo increíble, y las grietas crecían, se hacían más grandes y largas, y el miedo crecía junto con ellas. El suelo se abrió y caí en un agujero negro, sin fondo. Y la música resonaba en la oscuridad...

How I wish, how I wish you were here.
We're just two lost souls swimming in a fish bowl,
year after year, running over the same old ground.
What have we found? The same old fears, wish you were here.


(c) Martina.

2 comentarios:

  1. Te lo defino en 2 palabras: ex-ce-lente!
    Bueno fueron 3... :S
    Muy bueno Martu... ;-)

    ResponderEliminar
  2. moola mar;) te kiiero muuucho:PPP ya ves tengo blog:)

    ResponderEliminar