sábado, 30 de octubre de 2010

"Gracias por devolvernos la esperanza, Néstor"


He de reconocer que de política mucho no sé, por no decir casi nada; pero eso no me impide poder decir que, cuando me enteré que Nestor Kirchner, ex-presidente de Argentina, falleció, me quedé ojiplática, anonadada, asustada. Lo primero que se me vino a la cabeza fue: Tiene que ser una broma. Pero no, no lo era.
Néstor Kirchner nació en Río Gallegos (Santa Cruz) en 1950, y ya desde joven participó en el movimiento justicialista como miembro de la Juventud Peronista. Estudió Derecho en La Plata y se recibió de la carrera en 1976. Cuando vuelve la democracia en Argentina en 1983, Kirchner es nombrado funcionario del gobierno provincial, y desde fines de 1983 hasta julio de 1984 fue presidente de la Caja de Prevención Social de la provincia, aunque tuvo que renunciar por el gobernador a causa de una disputa sobre política financiera. Este incidente fue el primer paso de Kirchner hacia el inicio de su carrera política.
Fue Presidente de la Nación Argentina de 2003 a 2007, y desde 2007, su mujer, Cristina Fernández de Kirchner, es la actual Presidenta de la Nación Argentina. También fue intendente de Río Gallegos de 1987 a 1991, Gobernador de Santa Cruz de 1991 a 2003, y además, Diputado de la Nación Argentina desde el 10 de diciembre de 2009 y Secretario general de la Unasur desde el 4 de mayo de 2010, hasta el día de su muerte.
Cuando Néstor asumió la presidencia de nuestro país en 2003, Argentina estaba al borde de la bancarrota: no había trabajo, no había crédito, no había producción; pero a partir de 2009 (después de 4 años de presidencia de Néstor y 3 de Cristina), según el banco mundial, Argentina es el país con el mayor Producto Interior Bruto por habitante de América Latina. 
En 2003, había mucha gente cartoneando en la calle, con hambre y pobreza; hoy, bajaron dramáticamente los índices de indigencia. 
Después del corralito en Argentina, había muchísima desocupación laboral; ahora, eso cambió radicalmente.
Argentina estaba dominada por Estados Unidos y por las Organizaciones Internacionales de Crédito; después de asumir Kirchner, bajó dramáticamente el peso del pago de los intereses de la deuda respecto al presupuesto.
Antes había una política social inexistente, debido a que había una recaudación solamente del 18% del PIB; ahora, hay un 27%, por lo tanto, hoy en Argentina es posible hacer una Asignación Universal por Hijo, es decir, se darán 220$ por hijo y 880$ por hijo con discapacidad a las familias, obligándoles a llevar a sus hijos al colegio y a cumplir un control sanitario y un Plan de Vacunación, mientras que en Europa y EEUU hay miles y millones de dólares que se le da a los bancos. Esto hace que haya un importantísimo aumento del mercado interno, implicando un aumento de consumo y que la rueda de la economía ruede, valga la redundancia.
Durante el gobierno de Fernando de la Rúa, anterior a Duhalde, hubo una reducción de la jubilación de un 13%; NK hizo una ley que obligaba a aumentar la jubilación todos los años, y además, le dio la jubilación a 2.400.000 de personas que no tenían derecho a ella.
Después de la dictadura militar de Argentina hubo algunos juicios que el ex-presidente Eduardo Duhalde quería pararlos, enterrar el pasado; pero Kirchner le dio la vuelta, y siguió adelante con los juicios a todos los militares que violaron los derechos humanos durante la dictadura, y a todos los dirigentes (sin perdón de la palabra:) hijos puta. También abrió la ESMA, museo que honra la memoria de los asesinados, y obligó a descolgar el cuadro de Videla del colegio militar porque era una foto de una persona que no merecía ser honrada.
Y además de todo esto, e incluso dejando pasar el etcétera que falta, Néstor Kirchner trabajó como pocos, por no decir como nadie, por la integración y la unidad latinoamericana, y conjuntamente con el resto de los líderes latinoamericanos por la democracia.


"En lo que a mí respecta, y por lo que he vivido, fue uno de los políticos más importantes de las últimas décadas. Cívicamente corajudo y con vergüenza política, capaz de enfrentar ciertas cosas con lenguaje directo, un poco a cara de perro, campechano, y a veces remando en situaciones muy complicadas, muy duras. Me impresionó mucho cuando hizo bajar los retratos. Me pareció una forma de simbolizar el inconsciente de un país de manera viril y frontal. Y eso me dio la pauta de que había algo ahí que tenía que ver con la decisión, con la ejecutividad, con ver las cosas con perspectiva. Cuando pidió que descolgaran el cuadro de Videla fue la primera vez que como habitante de esta Argentina en la que envejecí viendo presidentes cagones, cobardes, mentirosos y truchos, vi a un tipo que se puso los pantalones y dijo lo que tenía que decir. ¿Por qué? Porque él era el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Vi en situaciones similares a presidentes como Alfonsín o De la Rúa arrugar hasta la médula. Kirchner era un animal político de verdad: tenía el instinto y la capacidad de piloto automático de navegar en medio de tormentas [...]. " - Federico Luppi.





Gracias, Néstor. Nunca te olvidaremos.
Y fuerza para Máximo, Florencia y Cristina, a la que ahora más que nunca apoyamos todos (bueno, lamentablemente, casi).





Martina.
(PD: Gracias, papá y mamá, por la educación que me dan y todo lo que me enseñan. Que sepan, que es muy importante para mí todo lo que hacen, todo lo que dicen. Que sepan, que los admiro mucho, y estoy muy agradecida de tener unos padres como los que tengo. Gracias. No puedo decir nada más que eso.)

2 comentarios:

  1. Tu padre te ama, y está super-orgulloso de vos. Que te interese saber y entender el país en donde naciste, me llena de emoción.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso ver, como aquí, no llega toda esa información. La situación que había, y en menor medida sigue habiendo en Argentina es prácticamente desconocida por la malloría de la gente. Lo cual da que pensar.

    ResponderEliminar